Consejos prácticos para mantenerte en forma durante la Navidad

Las fiestas navideñas son un momento lleno de celebraciones, encuentros y, por supuesto, mucha comida. Es difícil resistirse a probar todas las deliciosas comidas y postres que se ofrecen durante esta temporada. Sin embargo, mantenerse en forma durante las fiestas no tiene que ser imposible. Con algunos consejos prácticos y un poco de disciplina, es posible disfrutar de las festividades sin sacrificar nuestra salud y bienestar. A continuación, se presentan 12 consejos prácticos para mantenerte en forma durante la Navidad.

Elegir un solo dulce para disfrutar

Uno de los mayores retos durante las fiestas navideñas es el exceso de dulces y postres tentadores que nos rodean. Para evitar caer en la tentación, es importante establecer límites y elegir con cuidado los dulces que vamos a disfrutar. En lugar de probar un poco de cada postre, podemos seleccionar nuestro favorito y disfrutarlo plenamente. De esta manera, satisfacemos nuestros antojos sin excedernos en el consumo de azúcar y calorías. Además, al elegir un solo dulce, podemos saborearlo y apreciar su sabor en lugar de comer de manera descontrolada.

Evitar saltarnos comidas

En medio de todas las celebraciones y reuniones, es común que nos saltemos algunas comidas o incluso que pasemos largos periodos de tiempo sin comer. Sin embargo, esta práctica puede ser perjudicial para nuestro cuerpo, ya que nos expone a un mayor riesgo de picoteo y exceso de comida en las siguientes comidas. Además, saltarse comidas puede llevarnos a sentirnos más hambrientos y menos capaces de tomar decisiones saludables. Lo ideal es mantener un horario regular de comidas y asegurarnos de incluir alimentos nutritivos como frutas, verduras y proteínas magras en cada una de ellas.

Moderar el consumo de alcohol y otras bebidas

El alcohol y otras bebidas azucaradas son una parte importante de muchas celebraciones navideñas. Sin embargo, estas bebidas pueden tener un alto contenido de calorías y contribuir al aumento de peso. Para mantenernos en forma durante la Navidad, es necesario moderar el consumo de alcohol y elegir opciones más saludables, como agua, agua con gas o infusiones sin azúcar. Además, es importante recordar que el alcohol puede afectar nuestro juicio y llevarnos a tomar decisiones poco saludables en relación a la comida. Por ello, es recomendable beber con moderación y alternar el consumo de alcohol con agua u otras bebidas sin calorías.

Mantenernos activos con ejercicio regular

El ejercicio es una parte fundamental para mantenernos en forma durante las fiestas navideñas. A pesar de la agenda ocupada y las numerosas tentaciones, es importante encontrar tiempo para realizar actividad física de forma regular. Puede ser útil establecer un horario fijo para el ejercicio o incluso involucrar a la familia y amigos en actividades físicas como caminar, correr o practicar deportes. Además, el ejercicio no solo nos ayuda a quemar calorías, sino que también nos ayuda a mantenernos de buen humor y reducir el estrés.

Establecer metas realistas

Es común establecer metas ambiciosas para mantenernos en forma durante las fiestas navideñas, como perder varios kilos o mantener una dieta estricta. Sin embargo, estas metas extremas suelen ser difíciles de cumplir y pueden generar frustración y desmotivación. En lugar de eso, es más efectivo establecer metas realistas y alcanzables, como mantener el peso actual o realizar ejercicio físico al menos tres veces por semana. Al establecer metas más realistas, nos empoderamos y nos motivamos a seguir adelante, incluso en medio de las tentaciones navideñas.

Disfrutar de las delicias navideñas en pequeñas porciones

No hay nada de malo en disfrutar de las delicias navideñas, siempre y cuando lo hagamos con moderación. Una forma de hacerlo es limitar las porciones y saborear lentamente cada bocado. En lugar de llenar nuestro plato con grandes cantidades de comida, podemos optar por porciones más pequeñas y complementarlas con opciones más saludables, como ensaladas o vegetales al vapor. De esta manera, nos permitimos disfrutar de los sabores navideños sin excedernos en las calorías y evitamos el sentimiento de culpa posterior.

Beber mucha agua

El agua es una aliada clave para mantenernos en forma durante las fiestas navideñas. No solo nos ayuda a mantenernos hidratados, sino que también nos ayuda a sentirnos más llenos y a controlar el hambre. Además, el agua también juega un papel importante en la digestión adecuada y en la eliminación de toxinas del cuerpo. Para asegurarnos de beber suficiente agua, podemos llevar una botella de agua con nosotras en todo momento y establecer recordatorios para tomar sorbos regulares. También es recomendable optar por agua en lugar de bebidas azucaradas o alcohólicas durante las celebraciones.

Distribuir las comidas a lo largo del día

En lugar de tener una gran comida o cena, es recomendable distribuir nuestras comidas a lo largo del día. Esto nos ayuda a mantener nuestro metabolismo activo y evita que nos sintamos demasiado hambrientos en un solo momento. Podemos optar por tener pequeñas comidas cada 3-4 horas, incluyendo alimentos equilibrados que nos proporcionen nutrientes esenciales. Además, al distribuir nuestras comidas, evitamos el exceso de comida en una sola sentada y facilitamos la digestión adecuada.

Priorizar los entrenamientos, incluso realizándolos por la mañana

En medio de las festividades y las responsabilidades familiares, puede resultar complicado encontrar tiempo para hacer ejercicio. Sin embargo, es importante priorizar los entrenamientos y encontrar momentos dedicados a la actividad física. Una forma efectiva de hacer esto es realizar los entrenamientos por la mañana, antes de que las distracciones del día nos alejen de ellos. Además, hacer ejercicio por la mañana nos ayuda a comenzar el día con energía y nos mantiene activos durante el resto de la jornada. Si no es posible hacer ejercicio por la mañana, podemos buscar otros momentos del día en los que podamos dedicarnos a la actividad física, como durante la siesta o después del trabajo.

Conclusión

Mantenerse en forma durante la Navidad puede parecer un desafío, pero no es imposible. Siguiendo consejos prácticos como comer antes de salir de casa, elegir un solo dulce para disfrutar, evitar saltarnos comidas, moderar el consumo de alcohol y otras bebidas, mantenernos activos con ejercicio regular, establecer metas realistas, disfrutar de las delicias navideñas en pequeñas porciones, beber mucha agua, distribuir las comidas a lo largo del día y priorizar los entrenamientos, podemos disfrutar de las festividades sin perder de vista nuestra salud y bienestar. Al aplicar estos consejos, podemos encontrar un equilibrio que nos permita disfrutar de la comida y de las celebraciones navideñas, sin renunciar a nuestros objetivos de mantenernos activos y saludables.